El GRL intervino con maquinaria pesada y puso en funcionamiento la represa de Cuñacancha. La obra tiene una capacidad de almacenamiento de 150 mil m3.

Como resultado de un trabajo articulado y coordinado con miras a impulsar el desarrollo de la zona altoandina, culminó la ejecución del proyecto de “Siembra y Cosecha de Agua”, en las alturas de la provincia de Yauyos.

El gobernador regional Ricardo Chavarría Oria visitó el distrito de Azángaro, donde se puso en funcionamiento la represa Cuñacancha, como parte de la reactivación económica en el sector del agro, la misma tiene una capacidad de almacenamiento de 150 mil metros cúbicos y beneficiará a 250 familias.

Para ello, el Gobierno Regional de Lima intervino con el pool de maquinarias pesadas, cumpliendo con el compromiso asumido con los productores, a fin de ampliar la frontera agrícola.

La obra, también, involucró la participación de la alcaldesa provincial Elva Dionisio Inga y del burgomaestre distrital Porfirio Quispe Chávez, quienes reconocieron el aporte del titular de la región Lima, en esta inversión hídrica, que mejorará la actividad ganadera y agrícola.

“Estos son los resultados, cuando se actúa de manera mancomunada, logrando hacer realidad anhelados proyectos. Los problemas no pueden esperar y hay que resolverlos, porque será de esta forma que se reducirán las desigualdades.”, puntualizó Chavarría Oria, quien estuvo acompañado de los gerentes regionales Juan Colp Espinoza (Infraestructura) y William Daga Ávalos (Unidad Ejecutora Lima Sur), así como del titular de Agricultura Julio Castillo Correa.

 Oficina de Imagen Institucional - DRAL